LECCIONES BÁSICAS DE LA GAITA
TODO EL TEMARIO QUE FIGURA EN ESTA PÁGINA FUE EXTRAÍDO DEL LIBRO "OS SEGREDOS DA GAITA" DE XOSÉ LOIS FOXO - DIRECTOR DA ESCOLA DE GAITAS DA EXCMA. DEPUTACIÓN DE OURENSE.

9.- AFINACIÓN I. BORDONES Y PUNTEIROS.

Afinación de la gaita
Ciertamente nos encontramos ante una de las tareas más importante en el manejo del instrumento, siendo uno de los logros más meritorios que todo gaitero que se precie tiene que conseguir. Lamentablemente para afinar la gaita no existen normas que determinen un proceso para su consecución. La única norma será la educación del oído. En nuestras clases siempre insistimos en la importancia que tiene la afinación de la gaita, pudiendo afirmar que si la afinación de la gaita no es precisa, todo el discurso del gaitero quedará totalmente desmerecido.

Actualmente disponemos de afinadores que son de gran ayuda para conseguir la afinación de la gaita, especialmente de los bordones del instrumento: Ronco, Ronqueta y Chión, sin embargo, no eximen al gaitero de la educación del oído. El gaitero deberá mantener una constante atención al sonido del instrumento, especialmente centrado en la afinación del instrumento entre sí o en relación a las demás gaitas. El tempero será el punto de mira para lograr una precisa afinación.

Afinación de los bordones
Entendemos por bordones los tres bajos característicos de la gaita gallega.- Ronco, ronqueta y chión. Los tres bordones emitirán un sonido constante. El Ronco o bordón bajo emitirá su sonido dos octavas más bajas en relación a la tónica del punteiro (posición Re en su primera octava). La Ronqueta o bordón tenor emitirá su sonido una octava más baja que la tónica del punteiro. El chión o bordón alto emitirá su sonido a la altura de la posición tónica del punteiro.

Debemos decir que tanto el bordón tenor como el bordón alto no forman parte de la gaita común gallega o tradicional en su forma pura, por lo que su uso no estaba permitido en los concursos de gaitas de final del siglo XIX de modo que la altura de su sonido no estuvo claramente determinado. Tanto la ronqueta como el chión, en principio, fueron empleados para emitir una quinta sobre la tónica del punteiro; empleándose en el caso del chión la palleta. Esta tara en su empleo lleva consigo, en muchos casos, la falta de empaste entre ellos con el ronco. Por nuestra parte, somos de la opinión, basándonos en las leyes de física acústica y lógicamente en los resultados sonoros, de construir los tres bordones proporcionados dimensionalmente con la altura del sonido que deben emitir Cuando se empleen los tres bordones conjuntamente es aconsejable que la palleta del punteiro tienda a estar fuerte, de lo contrario, una presión débil sobre el fuelle implicará una oscilación mayor de los mismos. Una afinación constante también es facilitada por el empleo de pallóns de lámina metálica, menos tendentes a las oscilaciones.

Cómo lograr la afinación de los bordones de la gaita con el punteiro
En principio, debemos partir de que las notas del punteiro sean emitidas a su altura correcta y proporcionada entre sí. La afinación del punteiro gallego no coincide al cien por cien con la escala temperada, sino que está pensada para su reposo con los bordones del instrumento.

Especialmente el tercer grado mayor de la escala del punteiro (Fa sostenido) quedará levemente bajo en relación a la escala temperada, todo ello, como ahondamos, para conseguir que la afinación entre si del instrumento sea más perfecta. La afinación de los bordones de la gaita deberá comprobarse especialmente en los grados de mayor consonancia, especialmente, en las posiciones Re de ambas octavas, La, y Fa sostenido. El oído educado también buscará la proporción de las demás notas con el punteiro que, aunque no exista consonancia, son determinantes para conseguir una afinación proporcionada de la gaita.

Si juntamos las partes de los bordones o introducimos más los pallóns en los espigos subiremos la altura del sonido; realizando la operación contraria bajaremos lo mismo. Como conclusión a este importantísimo apartado sobre la afinación de la gaita, debemos decir que una gaita gallega perfectamente afinada, con los tres bordones en cabal armonía, oficiada por un maestro gaitero, es uno de los instrumentos más evocadores de la civilización.


Volver al Índice