LECCIONES BÁSICAS DE LA GAITA
TODO EL TEMARIO QUE FIGURA EN ESTA PÁGINA FUE EXTRAÍDO DEL LIBRO "OS SEGREDOS DA GAITA" DE XOSÉ LOIS FOXO - DIRECTOR DA ESCOLA DE GAITAS DA EXCMA. DEPUTACIÓN DE OURENSE.

3.- LA POSTURA DEL GAITERO- BANDAS DE GAITAS
La postura del gaitero
Más qué ningún otro instrumento la gaita se presta para adoptar múltiples posturas a la hora de tocarla. Aunque su posición sobre el gaitero no incida en el sonido, ciertamente juega un papel importante en la imagen del gaitero. Los hábitos antiestéticos a menudo se cogen en el inicio. Podemos nombrar dos típicos defectos:

Inchar la cara, situar el soplete en la esquina de la boca, inclinar la cabeza para delante o al lado, (en este caso se debe cuidar que el largo del soplete sea adecuado), puntero excesivamente torcido para cualquier lado, inadecuada situación del fol bajo el brazo. El instrumento debe llevarse de un modo natural y cómodo. Aconsejamos ensayar frente a un espejo.


Avelino Cachafeiro,
gaiteiro de Soutelo de Montes.
(1898-1972).


El gaitero mantendrá la cabeza erguida con expresión de grandeza y dignidad inherente a la profesión de gaitero. Del modo de situar el fol se deriva, en parte, la estética del gaitero; jugando también un factor decisivo la distribución de los tubos sonoros del instrumento. El ronco de la gaita jamás quedará completamente paralelo al suelo, aunque ésta fuera una postura que en los últimos tiempos aparecía generalizada como consecuencia del formato de la gaita. La inclinación que el ronco deberá mantener con respeto al hombro depende de los gustos de cada gaitero, sin embargo, entendemos que esta inclinación no deberá exceder de los 10 grados de la vertical.

Bandas de Gaitas
Lógicamente la gaita en las bandas aparece en un contexto bien diferenciado del gaitero solo, o en grupo. El gaitero en banda deberá adoptar una postura que colabore a la uniformidad del conjunto, inspirado en la disciplina de imagen de la banda. Por lo tanto son improcedentes los movimientos individuales, tan típicos de grupos Rock. Todos los movimientos deberán estar orientados a dar imagen del conjunto armónico. La marcha en las bandas exigirá una técnica especial. Los pies deberán posarse firmemente y en el correcto momento. Pisar dos veces en los compases de 2/4 y 6/8; tres veces en el de 3/4 y cuatro veces en el de 4/4.

Los movimientos al marchar deberán de ser completamente naturales. Una banda de Gaitas no deberá marchar en ningún caso de forma semejante a las militares, sino de una forma más pausada y semejándose al andar normal. El tiempo de marcha deberá estar en torno a 80 o 90 pisadas por minuto*. No se deberá andar a tirones o de modo rígido, doblar las rodillas, golpear el suelo; pretendiendo especialmente conseguir una marcha natural y confortable.

* Tiempo metronómico


Volver al Índice